domingo, mayo 13, 2018

AND THE GÜINER IS... THE GRAND FINAL EUROVISION SONG CONTEST ( Subtítulo: "Dios da bragas a quien no tiene culo" )

El preciado galardón de la noche:
el Micrófono de Cristal

Lo primero, la explicación del subtítulo:
¿Porqué he echado mano del refranero castellano para escoger precisamente esa frase que viene a dar a entender que siempre parece que las oportunidades se dan a quienes no saben aprovecharlas?
Pues porque seguramente el más interesado -a este lado y al otro de la pantalla- en ver ayer el festival de Eurovisión ERA YO, y JUSTAMENTE YO tuve que trabajar en turno de tarde y no llegué a casa hasta las 23:30, hora en que ya habían pasado todas las actuaciones.
¿Es justo, cuando seguramente TU que pudiste verlo estuviste haciendo cualquier otra cosa de tu agrado en vez de disfrutar la sesión televisiva?
En fin, para determinadas cuestiones como esto de plantearse la falta de justicia cósmica no hay una respuesta sencilla, así que vamos directos al meollo y opinaré de lo que vi, que fueron las votaciones:
Para empezar, ¡estuvieron super emocionantes!, porque lejos de perfilarse desde el principio un claro favorito, los doce puntos que iba otorgando cada uno de los cuarentaytantos países caían tanto a uno como a otro, y hasta bien avanzado el asunto no empezó a intuirse quien podría ser el/la ganador/a. Que sí, hubo voto de amiguismo y política de buena vecindad como siempre, pero en general fue todo bastante inesperado, y de hecho el resultado tras los votos del jurado profesional de cada país fue este:

Este año Portugal prescindió del habitual grupo de presentadores buenorros.
Con lo guapos que son los portugueses, hombre.

¡Ahí tienes!, en cabeza el cantante austriaco que te propuse el otro día como ejemplo de lo que no me gustaba, jajaja, y en segunda posición Benjamín Culogor...digoooo...Ingrosso, el sueco justinbiberiano que ilustraba el pasado post. Esto en sí mismo era una gran sorpresa porque Austria no estaba en ninguna "quiniela", y en cambio otros bien posicionados en las estadísticas como por ejemplo Francia se quedaban muy lejos de la cabecera de la lista...
...pero como ya sabrás, a este voto "profesional" se le añade el voto del público -el "televoto"- y ahí fue cuando se cumplieron los vaticinios de las casas de apuestas -y los míos propios, jijiji- porque se proclamó como vencedora...¡Israel! con la canción de la gallina que tan poco gusta a mis queridos lectores. Esta captura de pantalla de mi mismísimo esmarfone da una pequeña idea de la vuelta que pegó la tortilla en beneficio de la cantante Netta y sus cacareos reivindicativos:


¿Y que pasó con Spain y Alfred y Amaia?
Pues que en general pasaron bastante desapercibidos tanto para el jurado como para los "televotantes", de ahí que tuvieran que conformarse con un más que discreto puesto 23 dentro de los 26 finalistas:


La actuación de los chicos sí la pude ver desde el curro gracias al mentado "esmarfone" ( a costa de una incursión en los WC's lo bastante larga como para que mis compañeros se interesasen por mi salud intestinal ), y bueno, ellos hicieron lo que habían ido a hacer, y como era de esperar a todo el grueso de europeos que no vieron la última edición del programa Operación Triunfo y no estaban al tanto de la historia, todo su rollo les trajo un poco al fresco y pasaron bastante de ellos a la hora de votar.

Alfred y Amaia con una de esas conversaciones trascendentes suyas de
"Guapa" -"Tú si que eres guapo" -"No, guapa tú", y así sucesivamente...

Aún así y como suele ocurrir, ellos se quedaron contentos, "aunque los cuartos por la cola sea un puesto un poco mierda" tal y como reconoció con su habitual naturalidad Amaia.
¿Y yo?
Pues como la insatisfacción es el estado natural del ser humano en general y el mío en particular, voy a decirte que la verdad, aunque mis primeras simpatías iban con Israel, al fnal hubiese preferido que ganase el sueco del trasero respingón, ¡que de hecho estuvo por momentos el primero de la lista! o incluso cualquier otro, porque tras sucesivas audiciones la vencedora del certamen es la que más me está cansando de todas las participantes. De hecho mis favoritas a estas alturas son la del culo gord Suecia que ya te la puse, ¡Polonia, que llevaba un temazo! -clic- y Macedonia -otro clic- ( dos que ni siquiera pasaron el corte de las semifinales ) o incluso la representación australiana -más clic- que siempre me suele caer mal...

Mi ex-favorita flipándolo a tope.
Cualquiera le lleva la contraria a este torete de mujer...

Total, al final de lo que se trata es, al margen de las votaciones y los resultados, de quedarse con lo que le interesa a cada uno si es que encuentra algo, y ya está. Y aguantar estoicamente lo que toca ahora que es lo de siempre: poner a parir al festival, a los participantes, que si "eurovisión es una caca"; que si "los españoles somos unos mantas y siempre la pifiamos", que si la calidad musical de los participantes fatal y todo lo demás que tienen que decir al respecto los muchos enterados que hay por ahí dando vueltas y opinando de todo lo que se les cruza por delante ( otro último y tremendo clic )... 
No sé, es cierto que yo soy poco exigente musicalmente hablando pero me vale con que esta movida eurovisiva me gusta, me da buen rollo, me entretiene ¡y solo es una vez al año!, así que hago lo posible por disfrutarlo. Porque la vida se prodiga en darte motivos de aburrimiento y mal rollo, estas pequeñas excepciones hay que hacer lo posible para aprovecharlas, ¡digo yo!

Benjamin Beautiful Ass todavía haciéndose ilusiones.
¿Pero no me había prohibido a mi mismo más chiste de culos
a costa de este chico?

Como observación final diré que, a pesar de que según los sondeos la gala de anoche fue la más vista en nuestro país de todas las de la última década sin duda por el efecto OT, la sensación que me trasmitió mi entorno inmediato es que a nadie le importaba un pito el asunto ni tenían el menor interés ni por verlo ni por saber que pasó...¡que desolador! ¡que solito me siento en el mundo!
Por suerte os he tenido a vosotros, queridos aunque escasos blogolectores, que a favor o en contra al menos habéis opinado y me ha hecho sentir que tenía alguien con quien hablar del tema, jeje.
Como regalo de agradecimiento por esta compañía eurovisiva vuestra, dejo aquí esta canción que aparece en una lista de "las mejores veinte canciones de eurovisión de todos los tiempos": aunque en su momento -en 1967- solamente quedó cuarta porque le tocó pelear con Sandie Shaw y es que Sandie era mucha Sandie, a mi me ha encantado...


Ahora hala, a seguir con la rutina, el mes de Mayo, mis exámenes finales de alemán y en breve el mundial de futbol, todo para echarse a temblar.
Luego empezaré a lamentarme, os acordareis de Eurovision y lo vais hasta a echar de menos, ya lo veréis...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...